Relatos de un zapato de tacón es el nombre de la colección presentada por la diseñadora Laura Bracho la noche del 31 de marzo en la Galería Puchol de Valencia. La joven creadora arropada por numerosos amigos, familiares y clientes, sorprendió a los asistentes con una original puesta en escena inspirada en un viaje en el tiempo, acorde con la exposición “Grandes Maestros del siglo XX”, expuesta en la galería.

Diseño firmado por Laura Bracho.

Piezas elaboradas a mano con filigrana.

Al son de tango las modelos se pasearon descalzas rodeadas por grandes obras de arte de Picasso, Matisse o Miró portando en bandejas de plata los zapatos de alta costura diseñados por Laura Bracho, como si de una joya se tratase. El universo de Laura Bracho siempre inspirado en personajes o lugares como Venecia, Estambul, las Islas Griegas, Brasil y por supuesto, España. En esta ocasión Laura Bracho presentó una colección realizada bajo el concepto del zapato-escultura, exclusivas piezas de alta costura con más de veinte horas de trabajo artesanal. Finalmente los asistentes los pudieron admirar de cerca al ser colocados en columnas al terminar el desfile, junto con las obras de los “Grandes Maestros del siglo XX”.

Desfile de la diseñadora Laura Bracho.
Con los diseños de Laura Bracho me viene a la memoria una novela que me leí hace unos años y que me entusiasmó: «Valentine, Valentine» de Adriana Trigiani. Narra la historia de Valentine, la segunda de las tres hermanas Roncalli, una familia de origen italiano afincada en Nueva York, fundadores de la compañía de calzado Angelini. Valentine se siente la oveja negra de su familia, presionada y poco realizada con su vida, a sus 33 años decide romper con todo y hacer lo que realmente le apasiona, diseñar y confeccionar zapatos de novia, afición que comparte con su fascinante abuela. Valentine emprende un viaje a sus orígenes donde encuentra las claves para resucitar el negocio familiar y para reconducir su vida, así se convierte en una magnífica diseñadora de calzado de novia. Totalmente recomendado.

«Valentine, Valentine» de Adriana Trigiani.

Fotos: Galería Puchol.

Abrir chat